Home » DEPORTES » El Benfica sale para los cuartos de la Champions con una victoria en San Petesburgo.
epa04886731 SL Benfica players celebrate after scoring a goal against Estoril Praia during the Portuguese First League match held at Luz Stadium in Lisbon, Portugal, 16 August 2015. EPA/JOSÉ SENA GOULÃO

El Benfica sale para los cuartos de la Champions con una victoria en San Petesburgo.

El Zenit tenía sus esperanzas, a pesar de no estar a la altura de su fichaje, y el brasileño apareció al filo del minuto 70 del encuentro. Un gol de cabeza al borde del área chica igualaba la eliminatoria de octavos de Champions League contra el Benfica.

Pero Raúl Jiménez les ha sacado del sueño con un derechazo desde 30 metros, que el portero ruso bastante ha tenido con despejar al larguero. El balón ha quedado muerto al borde del área pequeña y el más rápido ha sido el medio punta Nico Gaitán, que solo ha tenido que empujarla a la red.

Con el tiempo superado en cinco minutos, el Benfica le daba la puntilla, con un segundo gol de Talisca, que deja a los rusos sin lograr su primer pase a cuartos en la máxima competición europea.

El Zenit volvió a tropezar con la misma piedra que en 2012, cuando los lisboetas ya frustraron el sueño de los rusos, con una eliminación, pero los rusos nunca llegaron a atacar en tromba, por lo que la defensa de circunstancias del Benfica, en la que faltaban tres titulares, se bastó para mantener a cero su portería en los primeros 45 minutos.

La estrella del Zenit, el brasileño Hulk, lo intentó, pero fue incapaz de marcharse en velocidad de sus marcadores, mientras sólo tuvo una ocasión de poner a prueba su temible disparo a balón parado.

En la segunda parte el Zenit adelantó líneas en un intento de encerrar al equipo visitante, pero los rusos seguían echando de menos a un decepcionante Hulk. Un par de minutos después Shátov se internó por la derecha y dio un pase magistral a Dzyuba, pero su disparo del delantero se fue por encima del larguero.

Por suerte para los rusos, Hulk despertó a tiempo y logró el gol que igualaba la eliminatoria, pero cuando el Zenit parecía más cerca del segundo gol, apareció el mexicano Raúl Jiménez y ahí acabó el sueño ruso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

 

test